Seleccionar página

Por lo general, las cerraduras pueden duran muchos años en perfecto estado si se las realiza un mantenimiento adecuado, el problema es que no siempre se les da la atención que necesitan. El uso, el desgaste, la climatología en el caso de puertas exteriores son factores que pueden hacer que una cerradura acabe teniendo problemas de funcionamiento. Es por ello que los Cerrajeros Barcelona queremos informar sobre pequeños trucos de mantenimiento que pueden realizar ustedes mismos.

Hay dos problemas principales con las cerraduras:

  • Cerradura agarrotada: se puede arreglar de forma sencilla, a veces basta con inyectar lubricante en el mecanismo a través del ojo de la cerradura con una jeringuilla, o podemos recurrir a un lubricante en aerosol que llevan boquillas para aplicar el producto con precisión. Si aun así la cerradura no gira bien habrá que desmontarla. Para ello, en el caso de ser una cerradura normal, hay que sacar el cilindro simplemente destornillando un largo tornillo de fijación que hay en el canto de la puerta. Una vez suelto el cilindro es posible que sea necesario introducir la llave y girarla poco a poco para que el cierre quede alineado y podamos sacarlo. Con el cilindro en la mano lo primero que hay que hacer es eliminar el polvo y la suciedad mediante un pincel, luego habrá que lubricar las juntas de la palanca que al girar la llave empuja el pasador de la cerradura y finalmente hay que lubricar el interior inyectando aceite o polvo de grafito por el agujero de la llave. Si la cerradura sigue atascada habrá que cambiar el cilindro.
  • Cerraduras con problemas de alineación: la propia cerradura y el cajetín que recibe el pasador han perdido la alineación, rozan, y por ello son difíciles de abrir o cerrar. Si el defecto no es muy grande bastará con agrandar el orificio del cajetín en las zonas donde roce. Si el problema es mayor habrá que desmontar el cajetín y volverlo a colocar en una nueva posición en la que no entorpezca el camino del pasador.

Cerrajeros Barcelona los mejores

Llaves maestras

Son llaves que pueden abrir más de una cerradura, para ello es indispensable que las cerraduras o bombillos que va a abrir sean del mismo tipo o pertenezcan a la misma serie. En otras palabras, cada llave específica abre su cerradura y la llave maestra las abre todas las de su serie. Las llaves maestras son muy prácticas en el caso de hoteles, oficinas o cualquier otro establecimiento en el que  haya muchas dependencias, oficinas o armarios. La llave maestra es entregada al responsable del servicio, y sólo puede ser utilizada en caso de emergencia.

Hablemos ahora de las ventajas de este sistema:

Todos los accesos se abren con una sola llave, con lo que evitaremos acarrear un voluminoso llavero.

  • Facilita el control de llaves en poder de terceros.
  • Facilita la labor del personal de mantenimiento, seguridad, etc.
  • Garantiza la seguridad.
  • Mejora de la organización.
  • Se pueden hacer ampliaciones posteriores.

También tiene desventajas:

  • Cuando la instalación no es nueva normalmente hay que cambiar los viejos bombines por otros nuevos.
  • Deben ser bien planificados para poder hacer ampliaciones futuras.

Tipos de amaestramientos :

  • Igualamiento de llaves o llaves iguales: Todos los bombillos y cerraduras son abiertas por la misma llave. Está indicado para para viviendas unifamiliares y pequeños negocios o locales comerciales. No se aconseja si se prevé un crecimiento.
  • Amaestramiento de servicio: existen varias cerraduras y el usuario maestro, con la llave maestra, abre todas ellas mientras que el usuario de servicio, con la llave de servicio, abre únicamente las que le son permitidas. El ejemplo típico es de una vivienda en cuya puerta principal existen dos cerraduras, ambas cerraduras se abren con la llave maestra, pero la llave de la persona de servicio solo podrá abrir una de ellas.

Cerrajeros Barcelona profesionales

  • Amaestramiento sencillo de llaves y cerraduras: cada bombín, cilindro o cerradura tiene su llave individual y además existe una llave “maestra” que abre todas las cerraduras.
  • Amaestramiento tipo portal sencillo o de zonas comunes: cada usuario con su llave tiene acceso a las puertas comunes permitidas. Se podrán integrar los bombines, cilindros o cerraduras del portal, trastero, buzón… vivienda, trastero, buzón, etc. Se usa en comunidades de propietarios,  conjuntos de naves industriales, etc.
  • Amaestramiento portal con zonas mancomunadas: se usa cuando hay varios portales que disponen de una o varias zonas mancomunadas, como por ejemplo garaje, jardín, etc., de modo que los usuarios con la llave de su vivienda abrirán además las puertas de su portal las zonas mancomunadas comunes a todos los portales.
  • Amaestramiento por grupos: Se dividen los accesos por grupos: plantas de un edificio, departamentos de una empresa, etc. y cada uno de estos grupos dispone de una llave maestra que abre todos los accesos de dicho grupo. A su vez existe una llave gran maestra que abrirá todo los accesos, de todos los grupos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies